Pruebas de concreto

contenido

  • definición de prueba de concreto
  • Prueba de revenimiento
  • Prueba de compresión
  • Prueba de contenido de aire
  • Prueba de flexión de concreto

Definición

Las pruebas de aceptación de concreto se realizan para conocer si cumplen las especificaciones de la obra, el concreto debe cumplir con las propiedades de resistencia, consistencia, flexibilidad y tensión. Estas propiedades pueden variar en la elaboración y el tipo de concreto que se va utilizar en la obra. Las pruebas mas vistas son las de resistencia y consistencia, pero existen otros tipos de pruebas para conocer las propiedades del concreto.

Tipo de pruebas

Prueba de revenimiento

Se le llama revenimiento a la diferencia de altura que hay entre la parte superior del moldé y la parte superior del hormigón fresco, esta prueba se realiza para evaluar la capacidad del concreto en adaptarse con facilidad al encofrado que lo va a contener. La prueba verifica el asentamiento del hormigón consiste en verter el concreto en un cono (Cono de Abrams), tiene una medida estándar de 30cm de altura, 20cm de base y 10cm en la parte superior, este molde metálico troncocónico, tiene una base plana metálica que evita la absorción del agua. La prueba se realiza con una varilla de 5/8 lisa metálica de punta redondeada para la compresión.

En el proceso de la prueba se vierte en tres capas cada una con un tercio de altura del cono 10 cm aproximadamente y se apisona 25 veces con la varilla. Cuando se llene el cono con un poco de desborde de concreto, se debe retirar el cono con cuidado y lo más rápido posible (máx. 5 segundos). El concreto se desplomará y utilizando la altura del cono se medirá el desplome del concretó. Con la siguiente tabla se puede validar la consistencia del hormigón y el método compactación al que se debe someter en el momento de la fundición. El procedimiento se explica ampliamente en la norma ASTM C143-78 “Slump of Portland Cement Concrete”.

prueba de consistencia concreto

Esta prueba no es aplicable para concretos de alta resistencia, sin asentamiento y no es aplicable a los hormigones no plásticos que tiene un asentamiento menor a 1.5 cm (15mm) y no cohesivos con asentamiento mayor a 22.5cm.




Prueba de compresión

La prueba de compresión se realiza con cilindros de concreto tomando una muestra del concreto utilizado en la obra y son comprimidos en una prensa de laboratorio hasta ser quebrados, se realizan pruebas en diferentes tiempos de curado, la prueba de compresión es uno de los más utilizados para controlar la calidad del concreto.

Los cilindros deben ser metálicos con unas dimensiones de 30 cm de alto y 15 cm de diámetro, en el momento de realizar las pruebas, se debe ubicar en una superficie plana, sin vibraciones, y en un lugar fresco que no se encuentre expuesto al sol o agua. Todas las pruebas deberían ser realizadas por una misma persona, que tenga el conocimiento del procedimiento y ser supervisado por un profesional.




La prueba se realiza llenando el tres capas de concreto, cada una llenando un tercio del cilindro (10cm), y se apisona 25 veces por sección, sin pasar de sección entre capas, con una varilla con las mismas dimensiones de la prueba de consistencia. En el momento de realizar la prueba no se deben mover los cilindros por 24 horas y deben estar a una temperatura entre 16 y 27 grados centígrados. En el momento de retirar los cilindros no deben ser golpeados, se marcarán con la fecha de la prueba y el lugar. Los cilindros se deben llevar con cuidado hasta el lugar donde se realizará las pruebas de resistencia.




Prueba de contenido de aire

El objetivo de este ensayo es determinar el contenido de aire en el concreto recién mezclado, a partir de la observación del cambio del volumen del concreto en un cambio en la presión. Para realizar esta prueba se debe utilizar un medidor de contenido de aire tipo A o B, en el ejemplo hablaremos del tipo A, para determinar el aire en concreto fresco. Consiste de una canasta (vasija) cilíndrica de 7 litros de capacidad, incluye un manómetro grande, bomba de aire y válvulas.

La toma de prueba es similar a las anteriores se llena la canasta en tres capas de concreto con 25 apisonadas con la varilla antes mencionada y se golpea suavemente con un martillo de goma entre 10 y 15 veces uniformemente para eliminar las burbujas de aire, luego se procede a tapar el contenedor agregando agua hasta un nivel indicado, el agua quedara entre el hormigón y la tapa, la cual permite expulsar el aire contenido en el recipiente.

Se cierra la válvula de escape, se bombea aire con el objetivo de encerar el equipo y luego se cierran las válvulas de purga de agua. Luego se bombea nuevamente y se golpea lateralmente una sola vez. El resultado en la lectura debe estar en el 0.1% mas cercano agregando el factor de corrección en agregados.

Cuando se le agrega aire al equipo el concreto es aprisionado, cuando se libera el aire el concreto debe volver a encontrarse en unos niveles similares a los iniciales, la diferencia aceptadas es del 0.1% más la corrección de agregados, Esta prueba no es aplicable a concretos de agregados ligeros y concretos porosos.




Prueba de flexión de concreto

El ensayo observa la resistencia a la flexión es una medida a la tracción del concreto, es una prueba realizada en una viga o losa de concreto no reforzada, se mide mediante la aplicación de fuerzas a vigas de concreto de 15 cm * 15cm de sección transversal y con una longitud como mínima de tres veces su espesor (mayor a 45cm). La resistencia a la rotura se expresa como el Módulo de la rotura (MR) en libras por pulgada cuadrada (MPa). Las pruebas de flexión se encuentran entre el 10% y 20% de las pruebas de compresión.

Las vigas probetas deben ser realizadas adecuadamente en la obra, la mezcla debe ser seca con asentamiento (prueba de revenimiento) de 1.25 cm a 6.25 cm, se consolidan con vibración o golpes de varilla para el asentamiento y eliminación de burbujas de aire, las vigas se deben encontrar siempre húmedas durante las 24 horas y después de su secado en agua durante 28 días para el respectivo curado de concreto.

La máquina diseñada para pruebas de flexión de concreto, toma la viga previamente curada y ejerce una carga máxima resultante en el centro de la viga dos puntos distribuidos para lograr una distribución equitativa de cargas y así tener un dato certero, el peralte del elemento y su momento de inercia, en el cual se obtiene del módulo de rotura.