Tipos de suelo para cimentación

Adecuación de terreno

Es necesario adecuar o arreglar un terreno antes de empezar una construcción, son las bases en la cual se apoyan la cimentación y la estructura de una vivienda, edificación o cualquier estructura. Por lo cual cuando deseas solicitar un permiso de construcción, uno de los puntos más relevantes para permitir edificaciones mayores de tres niveles es el terreno en cual se realizara la obra.

adecuacion suelos

Los tipos de suelos

El terreno en el cual vas a construir puede generar costos adicionales muy importantes, si el tipo de suelo es arenoso, limoso o tierra negra. Se tiene que realizar excavaciones buscando una capa de tierra adecuada donde la cimentación se puede apoyar. Básicamente se puede dividir en seis tipos de suelos y la combinación entre ellos.

Suelos arenosos

suelo arenoso

Son suelos ásperos y secos, se caracterizan por contener un 70% de arena y un contenido de arcilla menor al 15%, y otros materiales que pueden encontrarse mezclados. Las partículas que contienen están muy separadas por lo cual no mantienen el agua y permite un excelente drenaje, pero en general son suelos con poca estructural, por lo cual puede sustentar estructuras en losas con ciertas resistencias, pero no es un buen terreno para grandes edificaciones porque son propenso a sufrir cambios en movimientos sísmicos y erosión del terreno. Estos terrenos se pueden encontrar cerca de las zonas costeras o lugares cercanos a ríos y quebradas.

Suelos calizos

suelo calizo

Son suelos que proceden de la descomposición de piedra caliza, tiene abundantes sales calcáreas de color blanco y materiales áridos. Es un terreno seco y que absorbe la humedad muy rápidamente. Es muy utilizado como relleno de construcción por esas propiedades. Es un terreno en el cual no se necesitan crear cimentaciones tan profundas por lo la firmeza del terreno, lo que puede ser un ahorro en el movimiento de tierra.

Suelos limosos

suelo limosos

Es un tipo de suelo compuesto por partículas de grava, arcilla y arena fina, son suelos que retienen el agua por mas tiempo, es de color marrón oscuro y es un tipo de terreno que se encuentra comúnmente cercano a los ríos. Es un material frágil y suave por lo cual no es recomendable para realizar una cimentación en este tipo de terreno. Si se desea construir en este tipo de terreno se deben hacer excavaciones profundas para la cimentación, rellenar con una buena capa de roca muerta los suelos y realizar cimentación con concreto ciclópeo para los muros. Por lo cual puede generar un costo adicional importante en la adecuación del terreno, no es un terreno que permita realizar edificaciones de múltiples niveles.

Suelos humíferos o tierra negra

tierra negra

Es un suelo que cuenta con un material orgánico descompuesto y es de color negro, es un tipo de suelo apto para la agricultura, pero para la construcción es un terreno muy malo para la cimentación, es un tipo de suelo que no permite la compactación. Es un terreno que absorbe muy bien el agua por lo cual una vivienda que tenga una cimentación superficial en este terreno puede sufrir un hundimiento por humedad, también puede sufrir humedades en las paredes y no se puede construir viviendas de múltiples niveles. Para la cimentación se deben realizar excavaciones profundas para buscar terrenos pedregosos, retirar las capas de tierra negra y rellenar con roca muerta los suelos para evitar humedades.

Suelos arcillosos

suelo arcilloso

Es un terreno de color amarillento, con arcilla en un 45% y retiene mucho el agua, tiene una baja porosidad y de textura viscosa por lo cual no permite una buena compactación. Es un terreno duro cuando no existe agua, pero en contacto con ella se vuelve viscosa y blanda. Los terrenos arcillosos son los más peligrosos para cimentar, el tiempo de asentamiento de una construcción puede tardar varios años. Una edificación siempre tiene un tiempo de asiento hasta llegar a una posición de equilibrio, pero en este tipo de suelos arcillosos es muy complejo realizar estos cálculos. La torre de Pisa famosa en Italia por encontrarse inclinada fue construida en un tipo de terreno arcilloso e inicialmente con una cimentación de tres metros y la cual tuvo que ser reforzada en su cimentación para seguir evitando su hundimiento. Esta construcción empezó en agosto de 1173 y todavía no se encuentra en su posición de equilibrio.

Suelos pedregosos

suelo pedregoso

Es un terreno con formaciones de piedra, estos suelos son impermeables por lo que evitan la circulación del agua. Es una buena base para soportar una cimentación, es un buen terreno para realizar proyectos multiniveles. Las excavaciones normalmente buscan encontrar este tipo de terreno para comenzar armar las zapatas de la cimentación, si el tipo de terreno es muy superficial tal vez la excavación para cumplir con los diseños de la cimentación sea más difícil y por lo cual se necesite de maquinaria pesada para realizarla, lo que aumentaría los costos.

Capas de terreno

Los tipos de suelos mencionados anteriormente se pueden encontrar en un mismo terreno, pero en varias capas y con profundidades diferentes, por lo cual entre los terrenos mas aptos estén en las capas superiores será más fácil y menos costoso realizar una cimentación estable.

Las capas se pueden encontrar en este orden:

  • Suelo orgánico, humíferos o tierra negra
  • Arcillas o Limos.
  • Arenas
  • Suelos calizos
  • Suelos pedregosos

Normalmente los suelos pedregosos se encuentran en las partes más profundas, pero los terrenos varían, algunas capas se pueden encontrar y otras nos. El objetivo de las excavaciones es encontrar terrenos pedregosos, pero en algunos casos no se pueden encontrar estos suelos por lo cual se deben desarrollar otro tipo de cimentación para cumplir con la estabilidad y el asentamiento de la edificación. Algunas adecuaciones son los concretos ciclópeos como base de las vigas de cimiento y los Caisson o placas flotantes, que son utilizados en suelos blandos que no cumplen las resistencias requeridas.

Los profesionales en esta área de la construcción son los topógrafos, no son los expertos en el tipo del terreno, pero si en calcular y replantear los diseños de cimentación. Ellos realizaran el dibujo del terreno respetando los linderos que se encuentra en los planos autorizados y los puntos de excavación de las zapatas.

Cargas admisibles

Para adecuar un suelo se debe conocer el diseño de cimentación y el tipo de proyecto el cual se va a construir en la zona, esta capacidad del terreno se determina con pruebas de terreno que son realizados por laboratorios especializados que tomando una muestra del terreno y calculando el volumen de tierra con unas medidas estándar, pueden calcular las cargas que pueden soportar el terreno. Se debe tener en cuenta el tipo de terreno, el proyecto en construcción (edificación de un nivel o multiniveles), los asientos que se pueden producir teniendo en cuenta el tipo de suelo, las dimensiones de la cimentación, tiempos de carga en la construcción y las vibraciones que pueden afectar la construcción (sismos, movimientos de terrenos o filtraciones).

Complementa esta información